BILINGÜISMO

Desde preescolar, nuestro programa está dirigido a una intensa comunicación oral en donde las oportunidades de escuchar y hablar se multiplican.
El éxito de la pronunciación del idioma se logra en la etapa de preescolar; por ello nuestro programa es muy rico en canciones y rimas, ya que es un medio muy atractivo para los niños, y propicia que el aprendizaje se dé naturalmente, como sucede con la lengua  materna.

Nuestro programa está centrado en desarrollar el potencial de aprendizaje de cada alumno.  Con la guía del docente, el alumno, a través de distintas metodologías, desarrolla el pensamiento crítico, la inteligencia emocional y las competencias que le permitirán enfrentar con éxito los retos que se le presenten.

Al hablar de educación por competencias, nos referimos al tipo de enseñanza que ayuda a los alumnos a pensar para que sean personas de bien y actúen no sólo en su beneficio sino también en el de los demás. Partimos de que el aprendizaje es responsabilidad principal del alumno. Nos orientamos a proyectar al alumno como el principal protagonista y responsable de su propio proceso de aprendizaje, guiado y motivado por un formador que le impulsará a dar su máximo esfuerzo para desarrollar sus potencialidades.

El trabajo colaborativo es un elemento fundamental en nuestro modelo educativo, ya que ayuda a los alumnos a desarrollar habilidades requeridas en una sociedad cada vez más globalizada.

En grados superiores esto se convierte en la habilidad para elaborar ensayos literarios.

Nuestros alumnos son capaces de utilizar el idioma en áreas como ciencias, matemáticas, álgebra, historia, química, literatura, así como en oratoria y declamación; el desarrollo del lenguaje con un enfoque comunicativo y social es la verdadera  meta por desarrollar en nuestro colegio, de forma que los alumnos puedan usarlo correctamente para comunicar sus ideas y ser transformadores activos en beneficio propio y de su comunidad, fortaleciendo así las áreas de formación espiritual, intelectual, humana y apostólica.

El hecho de ser bilingües permite a nuestros alumnos el acceso a diferentes culturas.

Cuanto más conocimiento, más desarrollado será el raciocinio de un alumno bilingüe. Por ello pueden ser más creativos, más flexibles, y formar una mente más abierta al mundo y a los demás.